Rellenos nórdicos

Los rellenos nórdicos llegaron a nuestras vidas hace pocos años, pero con todas las ventajas que ofrecen se han quedado como una opción permanente en lugar de ser una moda pasajera más.

Entre sus puntos a favor cabe destacar:

  1. Su ligereza. Se trata de edredones muy ligeros, no pesan en la cama incluso cuando tienen un alto poder calorífico. Permiten una gran libertad de movimientos y facilitan así un mejor descanso.
  2. Su calor. Son muy calientes, tanto que no es necesario nada más en la cama. Para los más frioleros pueden completarse con sábanas térmicas. Los rellenos nórdicos pueden ser para diferentes tipos de climas, solo hay que buscar el adecuado para la temperatura de la casa y olvidarse de mantas, colchas y demás. El gramaje y el tipo de relleno van a determinar el calor que da el edredón. El plumón es sin duda el material más caliente. Cuanto más calor proporcione el material, menos gramaje es necesario para obtener el mismo poder calorífero.
  3. Su gran variedad de rellenos. Pueden contener pluma, plumón, mezcla de ambos, lana o material sintético. Opciones para todos los gustos y que complacen a los que prefieren el calor más natural y también a aquellos que, debido a las alergias, deben de escapar precisamente de las plumas y de la lana que pueden hacer que suceda algún brote.
  4. La limpieza. El nórdico se usa generalmente con una funda nórdica. En estos casos, el relleno está perfectamente protegido y por eso solo es necesario lavarlo una vez al año, a no ser que se manche por accidente. Lo habitual es lavarlo cuando acaba la temporada de invierno para guardarlo limpio e impecable hasta el año siguiente.
  5. La versatilidad. Aunque se puede usar con la funda no siendo necesario nada más, el relleno nórdico se puede usar también como una manta, sin funda y colocando por encima una colcha o un edredón a mayores que ayudan a que la cama se vea hecha al modo más clásico.

Para todas las camas

Los rellenos nórdicos se fabrican en todas las medidas para que puedan ser utilizados en camas individuales y también en camas de matrimonio grandes. Hay una gran variedad de rellenos e incluso los hay en colores para poder ser utilizados sin fundas nórdicas. Estos pueden tener incluso dos tonos diferentes y ser reversibles, lo que va a dar dar mayores opciones a la decoración de la habitación.

Rellenos nórdicos que te protegen del frío en invierno. Edredones nórdicos de diferentes gramajes y calidades para que elijas el adecuado a la temperatura de tu dormitorio.