Ropa de cama infantil

La ropa de hogar infantil de Sedalinne está seleccionada siguiendo criterios de calidad y también de variedad. Aunque principalmente nos hemos centrado en ropa de cama infantil como sábanas, edredones, nórdicos o colchas también hemos incluido otros productos como cortinas las ventanas a juego con la ropa de cama, cojines o, incluso, las fundas nórdicas infantiles.

Los colores

Los colores de la ropa de hogar infantil tienen que ser alegres y vistosos. Incluso cuando se opta por las tonalidades pastel más suaves hay que combinar diferentes colores para conseguir que la habitación tenga ese aire infantil tan importante no solo para los adultos, preocupados por la decoración, sino principalmente para los niños a los que les gusta que su cuarto los represente.

Los motivos

Precisamente, pensando en que los niños tienen que sentirse representados, hemos elegido muchos motivos infantiles que sabemos que les encantarán. Desde algunos personajes de licencia como los personajes infantiles Disney, hasta otros motivos infantiles pertenecientes a diseños propios de las marcas. Todos ellos están orientados a que los niños se identifiquen con las imágenes y con los colores, sintiéndose a gusto en su habitación y en su cama.

Los materiales

Por supuesto, los materiales son muy importantes cuando se habla de ropa de cama para niños. Por eso, la mayoría de la ropa de cama de nuestro catálogo es de algodón cien por cien, especialmente en la ropa de bebés o de mezcla de algodón y poliéster al cincuenta por ciento. El poliéster de las mejores marcas está diseñado para mejorar el planchado de las prendas y evitar que se encojan, pero sin causar reacciones alérgicas en las pieles delicadas. No obstante, para niños con problemas específicos o, simplemente, para quienes prefieran los materiales naturales, hay una gran selección de productos realizados exclusivamente en algodón.

Las marcas

Las marcas son importantes en la ropa de cama infantil porque son el sello que garantiza la calidad del producto. Algunas marcas de ropa de cama han estado presentes en nuestras casas desde que éramos niños y sabemos que no nos van a decepcionar. En otros casos, podemos haberlas descubierto más tarde, pero sabemos así mismo que cuando vemos esa marca en un producto, estamos hablando de un artículo que cumple con las más estrictas normas de calidad y del que podemos esperar eso que todos queremos para nuestros hijos: lo mejor en suavidad y respeto por su piel.