Trucos para descansar mejor antes de volver a la rutina

Muchas personas tienen problemas para dormir en verano, justamente cuando tienen vacaciones y más tiempo para descansar. Los problemas más frecuentes vienen porque no se ha escogido bien el equipo para la cama lo que impide que se duerma a pierna suelta. Por eso, os vamos a ofrecer algunos trucos para que el descanso en vacaciones sea lo más reconfortante posible.

Descubre cuál es tu almohada ideal

Quizás en tu casa no te has parado a pensar en el tipo de almohada que usas. Te gusta, estás cómodo pero no te has planteado si es más o menos alta o qué relleno tiene. Al irte a una vivienda de verano te encuentras con que tienes que comprar una almohada para tu cama y no sabes por cuál decidirte.

Debes de escoger tu almohada en función de la postura en la que duermas habitualmente, muy baja si duermes boca abajo y más alta si duermes de lado. También necesitas escoger el relleno según te gusten las almohadas más duras y firmes o más blandas.

Actualmente, están muy de moda las almohadas de viscoelástica porque se adaptan muy bien a la forma de la cabeza y, aunque ceden un poco ante el peso para adaptarse, no se hunden.

Las de látex son ideales para quienes quieren una almohada dura.

Las almohadas de fibra son las más vendidas. Dan soporte a la cabeza, son blandas y pueden tener diferentes alturas y formas. Pero escojas cual escojas no olvides que en una cama de matrimonio lo ideal es que cada persona tenga su propia almohada que se adapte a sus requisitos para poder dormir a gusto.

Déjate acariciar por la suavidad del algodón cien por cien

Uno de los problemas para dormir bien por la noche en verano es el calor. Cuando hace calor se suda y, si las sábanas no son las adecuadas, es fácil que el sudor se quede sobre la piel, se enfríe y cause una desagradable sensación que impida que se descanse a pierna suelta.

El algodón cien por cien es la solución a este problema ya que las sábanas fabricadas con este tejido son frescas y muy transpirables. Así, el sudor es absorbido por la sábana y no se queda en el cuerpo, manteniéndose seco y en un ambiente agradable.

El algodón es también muy suave y respetuoso con la piel, algo que se agradece especialmente tras todo el día en la playa o en la piscina ya que podemos acabar enrojecidos por el sol o con esa sensación de calor y esa sensibilidad tan característica. Al dormir entre unas sábanas que son como una caricia en la piel, se podrá descansar sin sentir roces o molestias.

Incluso cuando no se toma el sol, las personas que sufren de problemas de alergias o de piel atópica empeoran con el calor y el uso de sábanas de algodón cien por cien hace que puedan dormir más a gusto y tener un mejor descanso en vacaciones o en la época de vuelta al trabajo.

Prolonga el placer de las vacaciones con una ligera colcha de verano

A finales de agosto los días ya son un poco más cortos y las noches más frescas. Y según avanza septiembre todas estas sensaciones se acentúan. Pero si vas a estar de vacaciones en estas fechas y quieres seguir disfrutando de las agradables noches más frescas pero igual de agradables, necesitas una ligera colcha de verano que te ayudará a dormir relajadamente.

Con ella, no tendrás frío pero tampoco pasarás calor porque estas colchas son muy finas y están pensadas precisamente para esta estación del año. Una vez que comience a refrescar con más fuerza, podrás cambiar la colcha de verano por una colcha bouti o por un edredón nórdico fino.

Con las colchas de verano dormirás muy a gusto aunque refresque y no te quitará el sueño la caída de temperatura de unos pocos grados al llegar la noche.

Ten todo listo para cuando llegue el frío y olvídate del estrés

Una de las formas de dormir a pierna suelta es no tener nada pendiente que hacer. Cuando hay tareas que no se han llevado a cabo a menudo pensamos en ellas y no somos capaces de descansar como es debido. Para que esto no te suceda debido a que tienes pendientes las compras de ropa de hogar para el próximo invierno, te invitamos a que vayas ya comprando todo lo que te hará falta para cuando llegue el frío. Así, no te cogerá por sorpresa y no tendrás que preocuparte por ello.

Dormirás a pierna suelta con todos los deberes hechos y sabiendo que cuando caigan las temperaturas, tu familia tendrá todo lo necesario para que sus camas sigan igual de calentitas y agradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.