Cuando es el mejor momento para renovar la ropa de cama de mi hotel

Una de las cosas que más valoran los viajeros que van a un hotel es la comodidad y la limpieza de las camas. La comodidad de la cama se mide principalmente por su colchón, pero la ropa de cama también es importante. Si una persona se mete en la cama de un hotel y percibe olor a limpio, ve las sábanas impecables y son suaves al tacto, le hará percibir la cama como más cómoda y agradable.

Si además, incluyes en la habitación ropa de campa disponible por si tu huésped tiene frío, quedará más contento y valorará tu establecimiento positivamente. Es importante renovar con frecuencia la ropa de cama de un hotel, por eso, además de hacerlo en el momento en que algo se ve deteriorado, existen momentos en el año que son perfectos para una revisión general de armarios.

La ropa de invierno

En otoño es el momento de hacer inventario de la ropa de invierno y saber qué puede ser necesario para que el hotel disponga de todos los elementos para que tus clientes se sientan como en casa. Es la hora de hacer recuento de los rellenos nórdicos, de las fundas, de las mantas… Pero, sobre todo, es perfecto para dejar a un lado aquello que pueda estar demasiado deteriorado.

Compra todos los rellenos y fundas, añadiendo algunos más para contar siempre con una reserva por si algún edredón se deteriora, o se quema con un cigarrillo, siempre es bueno tener de más. Si te haces con todo ello ahora, siempre vas a poder disponer de ropa de cama que será perfecta para reponer la que se está lavando o para posibles emergencias.

No olvides que muchos elementos de la ropa de cama que tal vez ya no valen para tu hotel pueden seguir siendo útiles para algunas personas, así que antes de tirar tu ropa de hogar usada, piensa en donarla a alguna asociación que la pueda distribuir entre las personas más necesitadas.

El cambio de temporada

En cada cambio de temporada hay que hacer un nuevo inventario de los juegos de cama con los que cuenta el hotel, y retirar aquellos que ya no valen para los húespedes. Es importante retirar los juegos de sábanas antes de que se vean excesivamente gastados, ya que unas sábanas excesivamente aprovechadas, darán una mala imagen del hotel, y más si el cliente encuentra algo roto.

Con el cambio de temporada, surge la ocasión perfecta para una revisión general y para comprar lo que pueda hacer falta para los meses que llegan. Por supuesto, esto no quita que cada vez que se hagan las camas o la ropa se envíe a lavar, esta debe ser revisada y se debe retirar la que ya no está en buenas condiciones o no cumple con los estándares de calidad del hotel.

Hoteles de temporada

Los hoteles de temporada son aquellos que abren tan solo durante el verano, o tal vez, en ls vacaciones de Semana Santa. Por eso, estos hoteles no suelen tener ropa de invierno y se limitan a tener ropa de cama de verano o de entretiempo. En este caso el momento de revisar la ropa es al final de la temporada, antes de producirse el cierre del establecimiento.

Muchos de estos hoteles abren según las previsiones del tiempo o las reservas que reciben y lo ideal es que estén perfectamente preparados para poder abrir sus puertas sin que falte ropa de cama. Por eso, antes de cerrar la temporada, se debe de reponer la ropa y dejar cubiertas las necesidades para la proxima temporada para evitar las sorpresas de última hora.

En este tipo de hoteles lo habitual es cambiar fundas de colchones y almohadas al acabar la temporada o, al menos, comprar las para cuando se vuelvan a utilizar las camas al inicio de la temporada siguiente.

Fundas de almohadas y colchones

Las fundas de las almohadas y de los colchones se deben cambiar cada cierto tiempo, ya que es donde se acumulan la mayor cantidad de ácaros. Los expertos seimpre dicen que una funda de colchón o de almohada puede aguantar una media de 70 lavados a partir de los cuales comienza a verse deteriorada. Pero todo va a depender de la calidad de las fundas, pudiendo aguantar bastante más, incluso el doble, si son de muy buena calidad.

Esto no significa que sea necesario lavar las fundas de las almohadas y colchones tras cada uso, ya que las fundas exteriores y las sábanas, pero sí se debe de hacer con asiduidad para evitar olores, no solo a sudor, sino también a perfumes o cosméticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.sedalinne.com/content/aviso-legal