5-errores-cometemos-preparar-habitación-bebé

5 errores que cometemos al preparar la habitación de bebé

¡Cuánta ilusión ponemos al decorar la habitación de nuestros hijos! Y, aun así, existen errores que cometemos al preparar la habitación del bebé que se repiten una y otra vez y en los que caemos casi sin darnos cuenta.

La habitación del niño tiene que ser su espacio acogedor, agradable y seguro, en la que sentirse relajados y cómodos. Lo más importante es que se adapte a las necesidades del pequeño o pequeña conforme vaya creciendo, bien para jugar, hacer deberes o descansar. Por este motivo, resulta importante pensar bien qué se quiere incluir en esta habitación.

Una de las principales cosas que se deben tener en cuenta a la hora de la preparación cuando llega un nuevo bebé es asegurarse grandes sitios de almacenaje. Puedes hacerlo mediante el uso de armarios y estanterías, así como cómodas en las que guardar todo lo imprescindible del niño como pañales, ropa, toallitas, y todo lo necesario para su cuidado.

Con esto, analicemos los errores más comunes cuando se prepara la habitación de un bebé y veamos qué es lo que tenemos que hacer para evitarlos.

5 errores comunes al preparar la habitación del bebé

#1- Comprar demasiadas cosas

La llegada de un nuevo miembro de la familia nos emociona mucho y siempre acabamos gastando cuantiosas cantidades de dinero en accesorios o complementos que nunca o muy pocas veces utilizará. Si no contamos con los innumerables regalos que recibiremos por parte de nuestros allegados. Finalmente, acabamos por tener demasiadas cosas y por duplicado, sobre todo, ropa.

Los papis con experiencia tienen claro que hay que comprar solo lo imprescindible para comenzar y poco a poco ir añadiendo a la cesta de la compra todo lo que vayamos necesitando con el tiempo. Evitamos, así, llenar demasiado la habitación del retoño; aunque si esto se convierte en una tarea imposible de alcanzar, puede resultar buena idea comprar muebles con doble función, como una cómoda que también se convierta en bañera.  

decoracion-habitacion-bebe

#2- Decorarla pensando en nosotros y no en el bebé

Los bebés necesitan relajarse y, para eso, lo mejor son los colores suaves y agradables. Por suerte, este año se traen los tonos pastel, ideales para un recién nacido. Las modas de las habitaciones de niños en colores llamativos como rosas fucsia o naranja complacían a los padres, pero no eran los tonos adecuados para que el bebé pudiera estar a gusto.

#3- Ropa de cama no adecuada para la cuna

La ropa de cama de los niños tiene que ser de la máxima calidad. El algodón es el material más importante para sus sábanas de tela, aunque las colchas y aquellos elementos que no están en contacto al cien por cien con el pequeño no tienen que ser necesariamente de este material.

De nuevo, la mejor opción es elegir ropa de cama con tonos suaves y relajantes, que tengan dibujos infantiles.

No intentes usar en una cuna ropa de cama de 90 porque al final sobrará ropa por todos los lados y no tendrá una cama confortable. Aunque se use poco tiempo, esta debe de tener sus propios textiles. Otra solución es comprar una cuna de las que se transforman en una litera más adelante, pudiendo aprovechar así los juegos de ropa de cama.

decoracion-habitacion-bebe

#4- Adornos que no puede usar el bebé

El bebé debería poder coger todo lo que hay en su cuarto y nada debería de suponer un riesgo para él o ella. Por eso, los adornos que compongan la habitación deben ser cosas con las que estar seguro y jugar. Un buen ejemplo son los peluches, que, al ser blandos y divertidos, son perfectos para la decoración. Escógelos de calidad sin que contengan pequeños elementos o accesorios que puedan resultar peligrosos para el pequeño.

#5- No usar chichoneras para la cuna

Algunas veces se compra una cuna muy bonita y no se quiere cubrir con chichoneras porque tapan la belleza de los barrotes. Pero lo cierto es que la seguridad del niño tendría que estar por delante de todo lo demás. Olvídate de llenar su cuna con cojines o almohadas para evitar golpes. Las chichoneras pueden ser muy decorativas, sobre todo si van a juego con las fundas nórdicas o las colchas. Además, y lo más importante, resultan ser muy seguras.

Evita accidentes y coloca siempre unos bonitos protectores para la cuna. Así, aunque el niño se mueva durante la noche, su cabeza estará protegida en todo momento.

Evita estos errores que cometemos al preparar la habitación del bebé y tendrás una estancia perfecta para tu pequeño. Cuando por fin llegue a casa, se encontrará con un lugar seguro y agradable en el que se va a sentir cómodo desde el primer momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.sedalinne.com/content/aviso-legal