Trucos para lavar y planchar tus sábanas y conseguir que queden perfectas

! AVISO: esta publicación es de hace más de dos años. Los productos a los que pueda hacer referencia la publicación podrían no estar disponibles.

En Sedalinne sabemos que las sábanas de nuestras camas son unos de nuestros mejores aliados a la hora de descansar y disfrutar del máximo confort cada noche, pero también sabemos que cuando llega el momento de lavarlas y sobre todo, de plancharlas, surgen una serie de complicaciones que hacen que tengamos que afrontar diferentes quebraderos de cabeza para conseguir que queden perfectas.

Y es que sí, es cierto que las sábanas se encargarán de que durmamos como auténticos bebés, pero para disfrutar de ellas al máximo y del inmenso placer que supone acurrucarte por la noche junto a ellas, es fundamental que por supuesto huelan bien y estén libres de manchas, y también que estén perfectamente planchadas. Y sí, también que sean unas sábanas de calidad.

Y como en Sedalinne nos preocupamos por ti y queremos que disfrutes como te mereces, hemos decidido preparar un post en el que te vamos a dar una serie de trucos y consejos clave para lavar y planchar tus sábanas. Con ellos ya no tendrás excusa, así que presta atención y toma nota porque esto te interesa.

Lava tus sábanas y disfruta del mejor aroma

Juego sábanas ALTEA Purpura Home

Para disfrutar de tus sábanas, que emitan un agradable aroma es fundamental, y es que no hay nada como tumbarte sobre ellas y sentir ese olor a tu suavizante favorito. Lo más recomendable es lavar las sábanas cada 7 días, y no solo para oler bien, sino también para librarnos de los ácaros, alérgenos o bacterias que se hayan podido acumular durante esos 7 días.

La frecuencia con la que las lavamos es importante, pero también la forma en que lo hacemos, y es que acertar con el lavado y con la temperatura es un factor clave para que queden perfectas.

¿A qué temperatura debes lavar las sábanas?

Tanto las sábanas encimeras como las sábanas bajeras debes lavarlas en la lavadora con agua a una temperatura que oscile entre los 40º y los 60º. Con esta temperatura te asegurarás que acabarás con todas las bacterias, ácaros y manchas y que tus sábanas quedarán como nuevas. También es importante que prestes atención a la etiqueta, y es que en función del tipo de sábana es posible que requiera de una serie de cuidados especiales.

¿Qué programa elegir?

Otro de los momentos en los que surgen dudas es a la hora de elegir el programa. En función de que sean sábanas de algodón, coralinas, microlinas o de franela tendrás que escoger un programa u otro, por lo que asegúrate siempre de escoger un programa que sea apto para el tejido de tus sábanas.

Para asegurarte del programa que tendrás que escoger y no equivocarte, echa un vistazo al libro de instrucciones y presta atención a los diferentes tipos de lavados disponibles.

¿Cómo planchar las sábanas para que queden como nuevas?

Ahora que ya hemos lavado nuestras sábanas y presumen de ese olor al suavizante que tanto nos gusta, llega el momento de plancharlas. Una tarea que para mucha gente resulta complicada, tanto que optan por no pasarlas por la plancha.

Si tienes maña y sabes manejarte con la plancha, verás que no tiene nada de complicado. Eso sí, requiere dedicación y paciencia, y es que no podemos pretender planchar las sábanas perfectamente en dos minutos.

Un truco que te gustará y te será de gran ayuda, especialmente si la paciencia no es lo tuyo, es planchar las sábanas antes de que se sequen totalmente, cuando todavía estén algo húmedas. Esto te hará ahorrar tiempo y conseguir los mejores resultados, ya que al estar húmedas se arrugarán menos y te será más sencillo.

En cualquier caso, cuando vayas a plancharlas no dudes en pulverizar agua y también vapor con tu plancha directamente sobre las sábanas.

Si no te encuentras cómodo con tu tabla de planchar, puedes utilizar también una mesa que sea plana y de grandes superficies, como la del comedor por ejemplo. Eso sí, pon antes algo entre la mesa y las sábanas para no dañar el material.

Dobla siempre las sábanas de manera que puedas manipularlas sin problema, planchando poco a poco cada uno de los lados. Una vez hayas terminado, realiza el doblez de forma inverso y vuelve a comenzar con el proceso desde el principio. Ve poco a poco doblándola hasta dejarla en el tamaño que te resulte útil para guardarla.

Si sigues estos consejos tus sábanas deberían quedar simplemente perfectas. Así que ya lo sabes, olvídate de tener que dormir cada noche en unas sábanas dejadas en el olvido, y disfruta del máximo confort y de una comodidad sin límites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.sedalinne.com/content/aviso-legal