Mesa-Camilla

Viste tu mesa camilla rectangular con estilo

! AVISO: esta publicación es de hace más de dos años. Los productos a los que pueda hacer referencia la publicación podrían no estar disponibles.
Rate this post

Las mesas camilla vuelvan a ser tendencia. Realmente, nunca se han ido de todo, pero ahora parecen volver con fuerza. Aunque la  moda cambia y ya no se trata tan solo de las mesas camillas redondas, ahora se encuentran con más formas, como cuadradas, rectangulares y ovaladas.

Todas estas mesas es cierto que ya existían en el pasado, pero no eran tan habituales. Ahora, son precisamente esas formas menos ortodoxas las que más éxito están teniendo entre las nuevas generaciones, quizás porque las vean un poco menos tradicionales y les parezcan más originales e innovadoras.

Comprar una falda mesa camilla rectangular es ahora fácil. Si antes era más complicado encontrarlas o había que comprar la tela y coserlas, ahora ya se encuentran confeccionadas con mucha facilidad.

Os vamos a ofrecer algunos consejos para elegir con éxito la falda de la mesa camilla, el tapete que la decore encima y también sobre la manera de colocar los adornos sobre la misma para conseguir el mejor efecto y lograr que se vea realmente elegante y con mucho estilo.

Por cierto, las mesas camillas rectangulares de pequeño tamaño son perfectas para usarse a modo de mesilla, permitiendo una decoración muy original y con cierto aire vintage muy de moda actualmente.

Primero, escoge la falda para tu mesa camilla

Escoger la falda para la mesa camilla rectangular es quizás la tarea más importante ya que va a ser lo que más quede a la vista. Nuestra recomendación es optar por las faldas lisas para que luego se puedan combinar con tapetes estampados, que al ser más pequeños quedan muy bien y no se hacen recargados.

A la hora de escoger el color de la falda de la mesa camilla hay que tener en cuenta el resto de la decoración de la habitación. No tiene por qué ser un coordinado con nada, pero tiene que ir dentro de una gama de tonos y no puede quedar mal con la ropa de cama, con las cortinas o con las paredes. En caso de dudas puedes optar por tonos neutros como el color perla o el beige claro que suelen ir bien con cualquier tipo de decoración.

Si quieres que haga juego con tu ropa de cama aunque no sea idéntica, quizás tendrás que comprar más de una falda, sobre todo si cambias de tonos en verano y en invierno. Tener más de una falda te ayudará a conseguir aires distintos para tu habitación y no te supondrá una gran inversión.

Escoge un tapete decorado

Para escoger un tapete decorado tienes que tener en cuenta el tono de la falda que has elegido. Debe de ofrecer un cierto contraste, pero debe de encajar bien. Dado que el tono de la falda debe de estar a juego con la gama imperante en la habitación, si el tapete le sienta bien encajará bien con el conjunto del cuarto.

El tapete decorado es preferible que tenga forma cuadrada, ya que de esta forma quedará perfectamente encajado. Los tapetes cuadrados son perfectos para las mesas camillas rectangulares, pero también para las redondas. Por eso, en la mayoría de los catálogos son los únicos que se suelen ofrecer.

Si vas a poner adornos sobre la mesa camilla, algo muy normal, estos no deben de ser excesivos. El tapete debe de verse y debe de tener un cierto protagonismo. Una mesa camilla rectangular invita a colocar algunas cosas de tocador o una bonita colección de fotografías. En cualquier caso, evita que parezca el muestrario de una tienda escogiendo con mimo todos y cada uno de los objetos que irán sobre la mesa camilla y la situación de cada uno de ellos.

Faldas para mesa camilla a juego

Aunque durante muchos años los coordinados han estado fuera de los catálogos de moda porque se veían algo demasiado recargado y un punto desfasado, el estilo vintage ha hecho que vuelvan a ponerse de moda.

Las faldas para mesa camilla de la misma tela que las cortinas o que el edredón vuelven a ser tendencia. Si se le quiere dar un auténtico aire vintage, en lugar de tapete de tela se usaría la falda de la mesa camilla coordinada y, por encima, un bonito tapete de ganchillo al más puro estilo de nuestras abuelas.

Si se prefiere, también se puede utilizar el estilo coordinado pero de una manera discreta. En este caso, el faldón de la mesa sería en un tono liso y el tapete sería el que iría a juego con el resto de la ropa de cama o con las cortinas.

Para los coordinados hay que recurrir a los tonos claros y los estampados discretos, incluso los de tono sobre tono. De otra forma se puede acabar cayendo en un exceso que no solo no resulta elegante, sino que puede incluso rozar lo vulgar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.sedalinne.com/content/aviso-legal