decoracion-cojines-agatha

Organiza un San Valentín inolvidable

5 (100%) 2 vote[s]

Llega la época del año más esperada por aquellos románticos, empedernidos, que siempre están deseosos de darles a sus parejas una bonita sorpresa. Pero también la más temida para los solteros, a su pesar que no tienen con quién celebrarlo. Pero este año, unos y otros, pueden organizar un San Valentín, tan inolvidable, que ambos amarán la fecha por igual.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, San Valentín, no tiene por qué ser una fecha en la que hay que gastar y gastar para demostrar el amor, sino que lo importante es que, la persona a la que quieras, vea que has empleado tiempo en organizar algo que le pueda agradar. Por eso, el San Valentín inolvidable de este año, proponemos que se celebre en casa.

Pero también hay que tener en cuenta que, en muchos países, San Valentín es una fecha muy especial no solo para los enamorados, sino también para demostrar el cariño que se le tiene a los amigos. Por eso, los solteros también pueden celebrarlo, solo hay que ponerle ganas y organizar un San Valentín diferente y muy especial.

Un San Valentín en casa y en pareja

Una cena en un restaurante en el día de San Valentín no es siempre la mejor idea, sobre todo porque un día así hay que reservar con mucha antelación, todos los sitios están «a tope» y no es cuando más se va a disfrutar de un momento tan entrañable.

Por eso, una buena idea es que, en lugar de gastar el dinero en una cena, se organice una velada sorpresa en casa para la persona a la que se quiere. Lo importante es crear un ambiente adecuado para la ocasión, que tiene que ser acogedor y romántico.

Echa un vistazo a nuestra selección de cojines de Agatha Ruiz de la Prada. Esta diseñadora tiene una sana obsesión por los corazones para sus estampados y resultan especialmente adecuados para crear un ambiente en la sala de estar, colocándolos en el sofá.

cojines-decorativos

Despeja la mesa de centro y adórnala con algunas flores, mejor si son naturales. Un pequeño jarroncito con unas flores frescas será un bonito detalle para adornar vuestra mesa de San Valentín, en la que tampoco pueden faltar las velas.

El cenar en la mesa de la sala de estar hará que todo sea mucho más íntimo y más distendido que en el comedor. Además, podrás poner su música favorita de fondo y preparar ese plato que sabes que tanto le gusta para que no falte de nada.

La complicidad de un buen amigo puede ser la clave para entretener a tu pareja, y que no llegue hasta que todo esté listo y preparado, cuando entre en la sala, y vea la luz de las velas iluminando la mesa decorada, seguro que piensa que no podría haber habido una celebración mejor.

Un San Valentín para solteros

Seguro que no eres el único soltero o soltera de tu entorno, sino que hay más personas que también van a estar solos en un día así y a los que conoces bien. Entonces, ¿por qué no organizar una divertida cena con estas personas, para celebrar vuestra amistad, y tal vez invocar al amor para el próximo año?

Como alguien tiene que dar el primer paso, si no tienes pareja te propongo que lo hagas tú y que organices en tu casa una cena para unos cuantos amigos, chicos y chicas, en tu misma situación. Solo tienes que preparar una mesa bonita, unos adornos que pueden hacer referencia a la celebración y ponerle mucho cariño a la cena.

decoracion-san-valentin

Los adornos de corazones, y los tonos rojos, pueden ser muy divertidos para hacer un bonito centro de mesa. Usa un mantel en un tono claro y combínalo con servilletas de papel, en rojo, y con adornos de corazón en el centro de la mesa. Vale cualquier cosa, seguro que en algún bazar de tu barrio encuentras algo divertido, que quede como anillo al dedo. Aunque mejor no hablar mucho de anillos en la cena.

Recibe a tus amigos con una mesa espectacular, y no importará mucho que la cena sea un picoteo, o que te luzcas con tus recetas familiares más elaboradas, seguro que a todos les encantará poder tener un plan para un día así, y no ser los únicos que se quedan solos en casa, o que no tienen nada que contar al día siguiente.

Y si lo que de verdad te gusta es hacer un poco de celestino o celestina, siempre puedes invitar a esos amigos que siempre has pensado que son muy compatibles entre ellos, pero que no habías tenido ocasión de presentar por el momento. ¿Quién sabe? Tal vez surja algo romántico y bonito de esa cena de San Valentín para solteros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su información personal ingresada en este formulario de contacto será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud. Al finalizar ésta, su información personal será guardada. Se puede encontrar más información dentro de nuestra Política de Privacidad.