Toallas de playa infantiles: a la playa con sus mejores amigos

Las toallas de playa infantiles están especialmente pensadas para los niños tanto en lo que concierne a su tamaño como a sus diseños. Los niños se sienten más a gusto con aquellas toallas en las que aparecen sus personajes favoritos. Les encanta que su ropa y sus complementos cuenten con estos estampados y por eso, en nuestro catálogo ofrecemos toallas infantiles para la playa con la imagen de los Minions o de otros personajes Disney.

Son toallas divertidas, que los niños identifican fácilmente como suyas y que les encantan, haciendo su día de playa todavía más divertido al poder compartirlo con los que son sus mejores amigos y sus personajes de la tele favoritos.

A los mayores, estas toallas también les convencen por su gran calidad y por su facilidad de lavado y secado. Unas toallas que mantienen sus colores intactos durante mucho tiempo y que pueden seguir el ritmo de los pequeños de la casa, que no dudarán en llenarlas de arena, salitre, cloro e  incluso de los restos de su merienda.

En tamaño 70x140cm, más pequeñas que las toallas de adulto, para que el niño se sienta más cómodo. Una toalla de adulto estándar tiene unas medidas de 80×170 cm. Al ser más pequeña, la toalla infantil puede ser manejada fácilmente por el niño que podrá cargarla, extenderla o envolverse en ella con total comodidad.

Cada modelo está disponible en un color único y ofrecemos diferentes personajes para que cada niño pueda elegir a sus favoritos.

Toallas de playa y responsabilidad infantil

Las toallas de playa infantiles con personajes que los niños adoran son vistas muchas veces como un juguete y esto es aprovechado por los padres para tratar del tema de la responsabilidad infantil, según la edad del niño:

  • Dado que estas toallas suelen gustar mucho a los niños es una forma de que comiencen a hacerse responsables de sus cosas y que se encarguen de cargarlas al ir a la playa y al volver. Así, sabrán que tienen que estar pendientes de sus pertenencias, aunque siempre haya la supervisión de un adulto.
  • Con sus toallas los niños aprenden a delimitar su espacio en la playa o en la zona de piscina y también a respetar el de los demás. Entenderán fácilmente que su toalla es para ellos y que igual que no quieren que otros la pisen no deben de jugar encima de las de otras personas. Una manera fácil de que entiendan la limitación de los espacios en lugares en los que hay mucha gente.
  • Muchos padres también aprovechan el tema de las toallas para inculcar orden a los niños. Les explican cómo colocar sus zapatos o la merienda y otras cosas que hay que proteger de la arena. Para ellos es como un juego con el que van aprendiendo a tener sus cosas ordenadas y no perderlas en la arena.

Consejos para que las toallas de playa estén como el primer día

 

Las toallas de playa de nuestro catálogo son principalmente de microfibra. Esto permite que sean toallas muy suaves, que se puedan secar en la secadora y que se mantengan siempre como el primer día. Pero para que se vean impecables hay que seguir algunos consejos importantes:

  • Cuando se usan en la piscina y en la playa hay que lavarlas siempre. El agua de la piscina contiene cloro, el cual si se deja en la toalla durante mucho tiempo puede acabar dañando el color. Lo mismo ocurre con el salitre del mar. No es necesario lavar las toallas con lavados largos de cada vez que se usen, pero un programa muy corto es adecuado para que se eliminen todos estos restos.
  • El suavizante no es amigo de las toallas. Es habitual creer que si se echa mucho suavizante en la colada todo quedará más esponjoso y suave, pero no es así. Los suavizantes contienen siliconas que acaban recubriendo los tejidos de microfibra y que afectan a sus propiedades. La microfibra es de por sí muy suave y no necesita de adictivos.

Un poco de detergente (sin utilizarlo en exceso) es suficiente para garantizar una buena higiene de la toalla. Tampoco es necesario utilizar agua caliente. Lavado corto, agua fría y poco detergente son las claves de un buen lavado de toalla de playa.

  • Utiliza secadora. Si tienes una secadora úsala para las toallas de microfibra. Verás que esponjosas quedan. El aire caliente de la secadora hace que las fibras se separen correctamente y que la toalla esté impecable.

Si no se dispone de secadora hay que secarla al aire, que no es lo mismo que hacerlo al sol. El secado al sol puede hacer que la toalla se ponga dura y rasque. Para evitar eso hay que colgarla de modo que no de directamente el sol sobre ella.