Cojines decorativos para dormitorio, ¿Cómo escogerlos?

Los cojines decorativos están presentes en todas las casas, sea en la sala de estar o en los dormitorios. A veces, incluso en otras habitaciones. Los utilizamos para reforzar la decoración, pero también para mil y un usos. Nos hemos acostumbrado a estos comodines tan cómodos y que dan tanto juego.

Las modas influyen en los cojines y ahora ya no se llevan aquellos cosidos a punto de cruz de antaño, sino que están de moda los modelos de tela estampada más sencillos y que, desde luego, nos complican mucho menos la vida.

Cojines decorativos para dormitorio

Los cojines decorativos para dormitorio dependen mucho de modas y de gustos personales. Algunas personas disfrutan con un montón de cojines sobre la cama y otros los consideran incómodos, encontrando molesto el tener que separarlos durante la noche.

Pero en cualquier dormitorio encajan bien al menos un par de cojines decorativos. Muchas veces, se compran a juego con la funda del nórdico y se cambian cuando se cambia dicha funda. El motivo es que los cojines se usan como almohadas auxiliares para elevarse más cuando se ve la tele o incluso para dormir en lugar de almohadas.

Nuestra recomendación es no caer en excesos y colocar dos cojines rectangulares de mayor tamaño sobre la almohada y otros dos cuadrados más pequeños apoyados delante. Así, la cama quedará perfectamente decorada sin caer en los excesos.

Estos cojines pueden ser diferentes, por ejemplo, los más grandes pueden ser en tono liso y utilizarse independientemente de la funda nórdica y los dos más pequeños ser coordinados. Así, se podrán utilizar los cojines cuadrados como almohadas auxiliares y los grandes retirarse al llegar la noche.

En las habitaciones infantiles los cojines pueden usarse para otros fines diferentes a los de decorar. Los niños los usarán para sentarse en el suelo, para ayudarse a llegar a la mesa al sentarse en la silla etc. También utilizan unos cojines totalmente diferentes, con los estampados que les gustan, con mucho color y siempre que sea posible, sus personajes favoritos.

Los cojines de la habitación de los niños deben de ser sufridos y poder lavarse fácilmente, porque seguro que se mancharán con frecuencia. En la cama puede haber un único cojín y el resto pueden guardarse en una red para recoger objetos. Así ellos lo tendrán más fácil cuando aprendan a hacer la cama.

Cojines decorativos para sala de estar

En la sala de estar los cojines son fundamentales, especialmente si se vive muy en familia este espacio. Los niños pueden usarlos para ver la tele sentados en el suelo, algo que les encanta. Los mayores para utilizar de respaldo o para apoyar el ordenador. Y todos, para disfrutar de una pequeña siesta en el sofá.

Da gusto abrazarlos, estrujarlos, usarlos de almohada, acomodarlos en los riñones y darles mil utilidades como reposapies en la mesa. Pero, ante todo, son decorativos y tienen que encajar bien con los colores que prevalecen en la sala de estar.

En nuestro catálogo puedes encontrar una amplísima selección de fundas de cojines decorativos para que puedas elegir los que más te gustan y los que se acomodan mejor al estilo de la sala de estar. Puedes combinarlos poniendo varios iguales o puedes decidir darle un aire mucho más informal con cojines desparejados, aunque todos ellos combinen bien con el resto de la decoración.

Esta última opción es la favorita en los ambientes juveniles y permite también ampliar el número de cojines a voluntad. Los cojines iguales aportan mayor uniformidad y son perfectos cuando todo lo demás se ve demasiado desparejado y no se quiere abusar del  color.

Cojines para terraza

Las terrazas con otro espacio en el que los cojines suelen ser muy utilizados, tanto los decorativos como los cojines más funcionales. Es común crear un rincón de relax en la terraza en el que se acuda a leer o a escuchar música y los cojines pueden hacer que este rincón sea mucho más acogedor y agradable.

También se pueden utilizar para crear un espacio informal en el que tomar algo con los amigos sentados directamente sobre cojines en el suelo. En este caso se utilizarán de dos tipos: por un lado cojines grandes y gruesos que servirán como asiento y también como respaldo y otros cojines más pequeños que pueden utilizarse como adorno. Con una mesa baja, se habrá logrado un ambiente muy informal y relajado.

En este caso, el color de los cojines irá en función del ambiente buscado para este rincón y también del ambiente general de la terraza. Se puede optar por los blancos como predominantes para una terraza estilo ibicenco, por los tonos tierra para dar un ambiente muy relajante a la estancia o por una explosión de color si se quiere que todo parezca juvenil, desenfadado y muy alegre.